ShinrinYoku

Episodio 2: Conecta con tu interior a través del baño de bosque (Shinrin-Yoku)

¿Conoces la práctica del Shinrin Yoku o ‘baño de bosque’? Esta práctica ancestral se encuentra en todas las culturas de los pueblos de este planeta. Sin embargo, existe un lugar donde cuenta con mayor respeto y reconocimiento: Japón.

Fue en el año 1982 cuando el ministro de agricultura, bosques y pesca de Japón acuñó el término ShinrinYoku para definir una práctica recomendada científicamente. ¿Sus razones? Se demostró que el baño de bosque es más que una simple excursión o paseo por la naturaleza. En este no hay metas ni destinos programados y sin embargo, uno se puede empapar de numerosos beneficios. Entonces…

¿Qué es el baño de bosque?

ShinrinYoku trata simplemente de conectar con el bosque a través de los cinco sentidos. En este sentido se viaja a la naturaleza con total presencia

Percibir las temperaturas, los cambiantes colores de la vegetación, el sonido del agua, el cantar de los pájaros, la caricia del viento sobre la piel, la aromaterapia de la vegetación, observar el paso del tiempo y las estaciones…son algunas de las indicaciones de ShinrinYoku. En definitiva: ShinrinYoku es conectar con el aquí y el ahora a través del bosque. 

Podríamos decir que ShinrinYoku permite integrar el bosque dentro de uno mismo absorbiendo el misterio del Universo que comunica la naturaleza en sí misma. 

No solo se ha elogiado el ShinrinYoku a través de poemas y prosas sino que también ha sido estudiado científicamente por numerosos estudios. De hecho, en Japón hay 62 puntos de terapias de bosque declarados, en los que se realizó una rigurosa investigación científica sobre sus beneficios. ¿Cuáles son? 

Ventajas de practicar baño de bosque

-Reduce el estrés.

-Reduce ansiedad, depresión e ira.

-Aumenta la producción de proteínas anti cancerígenas. 

-Provoca un estado de relajación instantáneo.

-Equilibra la presión arterial.

-Favorece la memoria.

-Mejora el sueño y facilita el descanso.

-Mejora la salud vascular.

-Aporta energía.

-Mejora el umbral de dolor.

-Ayuda a perder peso.

(Entre otras…)

De acuerdo al socio biólogo Edward O.Wilson, nuestra biología necesita conectar con la naturaleza y esta conexión es fundamental para proteger nuestra salud.

¿Qué evidencias existen de esto? 

Estudios realizados en Londres demostraron que el número de antidepresivos prescritos en las calles con pocos árboles (o sin ellos) era mayor que en las calles con más árboles. Por otra parte, otro estudio realizado con ancianos en Japón, reveló que las personas que viven cerca de un espacio verde o parque tienen una vida más larga.

La tradición en Japón no solo reconoce la importancia de los bosques sino que los venera. De hecho, en sus dos religiones mayoritarias (sintoismo y budismo) el bosque es el reino de lo divino, para los japoneses la naturaleza es el libro de Dios. De hecho, en Japón reconocen a los bosques como intermediarios entre la naturaleza y el hombre. 

(No te resultará extraño entonces encontrar a gente rezando en un bosque…)

La falta de conexión con la naturaleza

En occidente este es quizá uno de los problemas más extendidos de la sociedad actual. Nos encontramos perdidos en el quehacer, en la productividad, en el estrés y ansiedad diarios, en el pasado o en el futuro. 

Nos hemos olvidado que nuestros ritmos vitales son parte de la naturaleza y que cuando nos sumergimos en ella podemos recuperar nuestra esencia: la conexión con nosotros mismos.

“Necesitamos de la naturaleza no solo para nuestra supervivencia sino para que nos muestre nuestro camino de regreso a casa, de la prisión de nuestras mentes y de nuestro ego. Estamos sumidos en el hacer, en el pensar, en el recordar, anticipar, en cuidar nuestra imagen e intentar tener éxito a costa de todo y de todos. Hemos olvidado la sabiduría con la que nacimos, la sabiduría que los animales y plantas aún conservan, hemos olvidado simplemente SER, estar presentes, apreciar y disfrutar de nuestra espléndida existencia.” 

Texto leído en Luminous Five.

A propósito de esta temática he querido invitar a mi espacio a mi amiga Estefanía Fuentes López. Estefanía es nutricionista, instructora de yoga, mindfulness coach y guía de baño de bosque, que hoy viene a hablarnos sobre este maravilloso re-encuentro con la Madre Tierra.

“La naturaleza no necesita a los humanos, los humanos necesitan a la naturaleza.”

Y sin más te dejo con el Episodio 2 del Podcast:

¡Espero que te guste! Y si quieres ser el próximo invitado de mi Podcast, no dudes en contactarme.

Add A Comment